Reportaje
Lic. Edgar E. Cinta Pagola

 

Nunca me ha persuadido la suerte como forma de superación, en consideración a que las oportunidades se buscan y se aprovechan, si las dejas pasar, no regresan, tampoco considero, que el devenir de la vida, sea la que te toca vivir, de forma aleatoria, del latín aleatorius, y significa “juego de azar”, menos en la fortuna, ni las coincidencias, es el propio esfuerzo el que resuelve tu existencia.

 

Todo lo que acontece, tiene un propósito, por más que, en la mayoría de las ocasiones no sepamos interpretarlo, por lo que solo nos queda presumirlo, pero siempre existe en el acontecer cotidiano un motivo subyacente, una “causa, que produce efectos”, como una relación entre acontecimientos destacados, hay un dicho popular que reza “el que siembra tormentas cosechas tempestades”; rememoro, la muerte de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, contrapeso infranqueable a la 4T; asesinato del líder social y ambientalista, Samir Flores Soberanes de La Coordinadora Nacional Plan de Ayala– Movimiento Nacional y el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua; asesinato de Abraham Hernández González, luchador social en Oaxaca, líder del Frente Indígena y Campesino de México (FICAM); y otros muchos casos, Etcétera ……, por ello en Veracruz reconozco la preocupación del Fiscal por su seguridad y de su familia, casualidades o causalidades.

 

Casualidades o causalidades, por más que nos cueste de ver, no podemos creer, ni más ni menos, en Veracruz vivimos una desgracia, caos, no existe rumbo, ni estabilidad, no se reconoce la problemática, y, menos se pone solución, solo escusas y reparto de culpas, desgreñándose en declaraciones estériles en contra de quienes no se ciñen a su voluntad, eso es certeza pura, no se ha aprendido de la experiencia, se ha experimentado, se pretende actuar autoritariamente y sin apego al derecho, niego el amor al pasado, al que critique de igual forma, al no existir un verdadero estado de derecho.

 

La causalidad es la "relación que se establece entre causa y efecto. Se puede hablar de esa relación entre acontecimientos, procesos, regularidad de los fenómenos y la producción de algo", la causalidad es la que se oculta, dijera Gregory Norris-Cervetto “El caos es el orden que todavía no comprendemos.”

Sin ofender, se dijera constantemente, quien se dice Juarista, no conoce la historia y quien repudia al señor general don Porfirio Díaz, menos; fue Él quien derroto a los franceses, fue él quien impidió en lo posible, el cumplimiento de los acuerdos y tratados de Benito Juárez con USSA, fue él quien impidió una tercera invasión norteamericana en el puerto de Salina Cruz Oaxaca, México, ambos  seres humanos, que transitaron en la aciaga historia de México, por cierto, el apotegma "Tanto en los individuos como entre las naciones el respeto al derecho ajeno es la paz", tras la derrota por Díaz, de los franceses y el fusilamiento de Maximiliano, no es de Juárez, sino del filósofo Immanuel Kant, contenida en su libro "La Paz Perpetua".

 

Nuestra sociedad, esta negada a florecer, no es solo dividir a ricos y pobres, felices e infelices, cultos e incultos, buenos y malos, poderosos y desprotegidos………, menos catalogar para enfrentar a quienes no concuerdan con sus ideas en Fifís, Adversarios, Contrarios, Conservadores o grupos de poder, formamos parte de ella, de manera inexorable, que se desarrolla completamente apartada de la realidad que vivimos, que supera la ficción, nuestra vida no es un accidente regido por la suerte y las coincidencias, son nuestras decisiones y nuestra acción, no por casualidad, muchas veces escogemos a la persona correcta, en el momento equivocado y otras se escoge a la persona incorrecta en el momento menos indicado, por estío, enojo y frustración.

 

Quien, no sostiene popularidad, cuando regala dinero, en paralelo, muchos mexicanos nos convertimos en nihilistas, “(del latín nihil, "nada") es el rechazo de todos los principios religiosos y morales, a menudo en la creencia de que la vida no tiene sentido”, no es que, no creamos en nada, simplemente, “negamos cualquier significado o finalidad trascendente de la existencia humana”, se habla del pueblo feliz, cuando en Veracruz, solo se  pretende saciar el interés de los grupos de poder factico; los demás solo intentan escapar del dolor y el malestar social, que nos causa llevar una existencia para sobrevivir a la adversidad, con miedo y desesperanza, muchas veces vacía y sin sentido, pues no existe la posibilidad de realizarnos con trascendencia, preocupados y no ocupados, al huir de nuestra realidad y obligación social.

 

Saludos