MAREA ROJA.
J.J. CASTILLO

A pesar del alto índice de la delincuencia que priva en la zona metropolitana Veracruz-Boca del Río Medellín, la Secretaría de Seguridad  Pública en la actualidad utiliza a sus policías para que atosiguen a los automovilistas, deteniéndoles en plena circulación en  las calles del municipio de Veracruz o bien estableciendo los anticonstitucionales retenes a la entrada de los municipios para verificar si el conductor cuenta con sus documentos en regla, específicamente la licencia de conducir y la póliza del seguro contra accidentes.

 

Causa molestia a la sociedad, que se percata que no es posible que mientras vive en la incertidumbre de que en cualquier momento  puede ser asaltado, ya sea despojándolo de grandes cantidades de dinero o minucias como son los teléfonos celulares como sucede un día si y otro también y los que están para prevenir esos delitos se dediquen a la revisión de documentos, documentos que en caso de no contar con ellos o estén vencidos no causa ningún daño a la población y un asalto si, ya que al resistirse en muchas ocasiones los que lo hacen los privan de la vida los malhechores .

 

Esto no quiere decir que el automovilista tenga que conducir en forma irregular, pues existen normas y reglas que debe cumplir, pero para eso está la respectiva instancia que es la Dirección de Tránsito y Vialidad o será que la 4T se encamine a una dictadura donde el pagano es el pueblo.

 

Las organizaciones civiles de  la zona conurbada Veracruz Boca del Río tienen programadas  en próximos días manifestaciones en contra de las autoridades municipales, por los abusos que comete tránsito municipal por los famosos retenes de revisión de documentos, mientras la circulación es caótica en cualquier punto de esta zona, falta de señalización, semáforos inservibles, como para que Seguridad Pública del Gobierno del Estado con elementos armados hasta los dientes detengan a los automovilistas para checar que su licencia no esté vencida o se carezca de ella, mientras la delincuencia se ha apoderado de los respectivos municipios.

 

Será que esta nueva política de la 4T haya autorizado a los policías preventivos para que tomen atribuciones  que son competencia de tránsito sin la debida capacitación, ya que no es lo mismo intervenir a un delincuente que a un conductor que por regular su desplazamiento en las calles o carreteras es significativo de su actividad laboral, o será que el titular de Seguridad Pùblica ignore la nueva actividad de los elementos a su cargo y estos estén echando el gato a retozar porque hayan copiado lo que tránsito municipal hace con los conductores que circulan en su demarcación y les deja buenos dividendos.

 

Hay que tomar en cuenta que dichas instituciones violentan el artículo 16 de Nuestra Carta Magna que la letra dice: NADIE PUEDE SER MOLESTADO EN SU PERSONA, FAMILIA, DOMICILIO, PAPELES O POSESIONES, SINO EN VIRTUD DE MANDAMIENTO ESCRITO DE LA AUTORIDAD COMPETENTE, QUE FUNDE Y MOTIVE LA CAUSA LEGAL DEL PROCEDIMIENTO, en este caso si no se cometió infracción alguna al reglamento vial,ni tránsito y vialidad mucho menos la policía preventiva puede solicitar al automovilista la presentación de los documentos en este caso licencia y tarjeta de circulación., pero en el caso de los de seguridad pública que armados hasta los dientes cualquiera se afloja y es víctima de la intimidación.

 

 No se trata de ser intocable, si de una revisión de seguridad se trata con el fin de verIficar la autenticidad de la serie del vehículo que por lo regular lo trae en el costado izquierdo del tablero, verificando esto así como la cajuela de que este libre de cualquier hecho ilícito con eso es más que suficiente como lo han hecho en otras administraciones, pero el pedir la documentación vial y más sino es de su incumbencia eso, eso ya es sinónimo de corrupción.