Juan Tirado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Después de declarar que la llamada "Casa Veracruz" era un lujo ostentoso donde Javier Duarte y Yunes Linares gastaron muchos millones de pesos, ahora Cuitáhuac García Jiménez la ha agarrado como "Bunker" desde donde gira instrucciones y recibe a funcionarios temeroso de salir a la calle donde es totalmente repudiado por los ciudadanos veracruzanos.

Y es que después de declarar en campaña que la llamada casa de gobierno "Casa Veracruz" en la capital del estado de Veracruz era un símbolo del derroche, de opulencia, de corrupción, y que sería destinada para un fin "altruísta" de llegar al poder, ahora el Gobernante de Morena sigue utilizando dicha propiedad para los mismos fines que la utilizaron Duarte y Yunes.

Una pequeña parte de la propiedad fue destinada meses atrás para ser sede de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV), pero la otra gran parte como la casa y la sale de juntas sigue siendo utilizada al día de hoy por García Jiménez.

Hay que recordar que Cuitláhuac García antes de llegar a ocupar el poder en Veracruz vivía en casa de sus Papás, por lo que el ahora Gobernador se ha emancipado de sus progenitores y tomó la "Casa Veracruz" como su nuevo domicilio de lujo, rodeado de sirvientes, cocineros, jardineros, choferes, guaruras y pavo-reales.

Desde mucho antes de la pandemia por el COVID-19, García Jiménez había tomado ya la lujosa propiedad como su residencia particular, así como el búnker de operaciones desde donde gira instrucciones y se reúne con su gabinete para no salir a las calles de la capital del estado, donde al igual que en el resto del Estado, el Gobernante es repudiado por la población por su desastrosa administración a año y medio de gestión.