PLANA MAYOR
Gaudencio García Rivera

 

“Más vale morir de pie que vivir de rodillas”

 

Es absurdo y aberrante que antípodas del recrudecimiento del crimen organizado en México y catequista de la cuatroté le haga el juego al incomodo vecino del norte, sin tomar en cuenta la sevicia con la que trata a los migrantes mexicanos.

Si se trata de definiciones, el país tiene más que perder porque vulnera la política internacional al suprimir de un plumazo la neutralidad del proceso electoral presidencial e inclinarse en la balanza con el autoritarismo del republicano.

En tiempos de plena campaña electoral en EU entre republicanos y demócratas, donde Donald Trump va a la baja en las encuestas por 14 puntos ante su adversario Joe Badin, de 77 años, se debió guardar el equilibrio y mantenerse al margen de la disputa presidencial.

La tesis, por cierto, la ha manejado con grandilocuencia a nivel nacional el filósofo de Palacio Nacional, para que el movimiento de la cuatroté no desasee el proceso electoral del 2021, donde se definirá el futuro de Morena.       

Si continúa en la cresta de las encuestas el senador con licencia y exvicepresidente con Barak Obama, no se requiere ser alquimista o pitonizo para predecir que Trump será otro republicano que muerda el polvo del demócrata.

Los migrantes e inmigrantes en EU no perdonan ni olvidan. Los más de 30 millones de migrantes mexicanos, con derecho  a voto, les queda claro que el mejor candidato que se definirán en las elecciones  en noviembre próximo, es el senador con licencia, Joe Badin.

No hay que pasar por alto que nuestros paisanos están que trinan contra el gobierno morenista de la cuatroté, porque durante la gestión de Donald Trump se ha visto invisible.

No ha hecho casi nada por la deportación masiva de los connacionales, del racismo y sombría xenofobia de Trump contra los migrantes. Y una cadena de exclusión y odio del gobierno republicano contra quienes osan cruzar el territorio norteamericano en forma ilegal, sin que haya una respuesta y condena puntual de AMLO.

La invitación que le corrió a Trump  a catequista tabasqueño para que lo visite en la Casa Blanca, lleva toda la perversidad del republicano para utilizarlo electoralmente y convertirlo en un bálsamo de su maltrecha imagen con los votantes de EU.

AMLO no es ingenuo.  Pero es evidente que ha sido  contaminado del síndrome de Hybris –autoritarismo del poder público-, porque la mayoría de expertos en política internacional, exdiplomáticos y analistas, han exhortado al catequista de Palacio Nacional que posponga su visita después de noviembre a la Casa Blanca y no caiga en el juego tramposo de Donald Trump.

El mentiroso, acosador de mujeres, defraudador fiscal y otras lindezas de su pírrica hoja curricular partidista, para abonar sus promesas de campaña ha amenazado con cancelar el programa DACA y deportar millones de mexicanos que viven en EU con ese estatus.

El guía moral de la cuatroté ha permanecido mudo ante las agresiones permanentes del republicano en el discurso oficial  contra los mexicanos. Ante una larga lista de agravios y oprobios de Trump contra México y los mexicanos, surge la interrogante del imaginario colectivo.

  1. Estás de acuerdo que AMLO le haga el juego a Trump con su visita a la Casa Blanca.
  2. Está bien que AMLO se deje utilizar por Trump, con todos los agravios que ha cometido en contra de los mexicanos que radican en EU.
  3. Abanderar la marcha del T-MEC que entra en función el 1 de julio en EU, carece de sentido porque ya fue aprobado por unanimidad por los congresos de México, EU y Canadá.
  4. Recordemos que AMLO casi quemó en leña verde a su antecesor Enrique Peña Nieto, cuando lo recibió en Palacio Nacional con todos los honores y solo era el candidato republicano a la presidencia de EU. La crítica nacional provocó la caída del secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray.

Si AMLO no razona y no hace caso a los expertos en política internacional, el movimiento de la cuatroté estará cavando su propia tumba en las elecciones intermedias del 2021, donde se renovará la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas, congresos locales y alcaldías.

La fuerza popular del 2018 estará en la antesala de que se derrumbe con un incipiente gobierno que sería luz de un día y sombra en el 2021. ¡La suerte está echada para la cuatroté!

Comentarios a:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter:@12hrsver