Radicales Libres
Anibal M. Silva

 

La verdad sale a flote por encima de la propaganda.

El Gobierno de México ha mentido una vez más a los mexicanos: No se han comprado vacunas. 

Una fuente cercana a la SRE indica que las vacunas de Pfizer, cuyos cargamentos fueron usados como propaganda, con cobertura mediática exagerada, con drones y reporteros siguiendo los recorridos de la tarima, fueron cedidas por el gobierno de Donald Trump.  

"Por eso el Secretario (refiriéndose a Marcelo Ebrard) reservó la información, directamente con Pfizer no hay nada".  

Gildo Garza ya lo había denunciado días antes. 

Y eso explica la negativa por parte del presidente López Obrador de reconocer la victoria de Biden.

Las vacunas de Pfizer, cruciales en su estrategia de ganar tiempo para la llegada de opciones monetariamente  más accesibles se iba como agua entre los dedos.

 

Vacunas regaladas.

La apuesta obradorista de inmunización giraba en torno a la iniciativa _Covax_ de las Naciones Unidas.

México se presentó ante la OMS para acceder al mecanismo de asignación de vacunas para economías emergentes.

La iniciativa ha conseguido fondeo para 2,000 millones de vacunas.

En el documento, alojado en el link

https://www.who.int/news/item/18-12-2020-covax-announces-additional-deals-to-access-promising-covid-19-vaccine-candidates-plans-global-rollout-starting-q1-2021

 sólo aparece Astra Zeneca como uno de los proveedores citados por el Gobierno de México. 

Esa iniciativa fue signada por 190 países, de los cuales 92 son de ingreso bajo y 98 de ingreso alto.

El listado de países participantes puede encontrarse en el siguiente link

 https://www.gavi.org/news/document-library/covax-commitment-agreements 

 

Si bien aparecen países como Canadá o Reino Unido, estos países son los que aportarán recursos para fondear las vacunas, no así México, que solicitó participar como beneficiario ... y fue rechazado. No aparece en la lista de países autorizados para recibir vacunas a bajo costo.  

De acuerdo a la fuente, esta circunstancia ocasionó el viaje precipitado de Hugo López Gatell a Argentina en busca de opciones de vacunación como la Sputnik. 

Y ello explicaría el anuncio de traer la vacuna de Cansino para vacunar adultos mayores, misma que fue desestimada por investigadores mexicanos al ser ineficaz en personas mayores a 45 años.  

Asimismo no hay evidencia de que existan contratos con Pfizer o Moderna, cuya vacuna ya se administra en Estados Unidos. De una manera mezquina, el Gobierno de López Obrador apuesta todo a la vacuna de Astra Zenenca, cuyo costo es de dos dolares, contra los 14 a 21 que cuesta la de Pfizer.  

En el gobierno no están combatiendo la pandemia, la están administrando y lo que iba a ser una estrategia de propaganda, ya les estalló en la cara.  

_Jiribilla_

Ahora que son honestos no hay dinero para vacunas, pero siguen endeudandose y destruyendo todo a su paso. 

Al puro estilo de Echeverría.